Si te gusta la fotografía que realizo ¡SIGUEME!.

miércoles, 2 de febrero de 2011

Senda Ecologica de Canencia: Un j ardín botánico en la naturaleza (4ª y última parte:Abeto Douglas/Albergue/Chorrera Mojonavalle)

Hoy toca una cuarta y última entrada con fotografías de lugares a visitar en la Senda ecológica de Canencia,Puerto de Canencia, (Miraflores de la Sierra). Hace un mes la última entrada trató del Mirador del Norte,siguiendo los últimos pasos que marqué en la última entrada e iniciando los que hoy indico llegaremos hasta la Chorrera de Mojonavalle,observando con anterioridad a la finalización de la ruta los Abetos Douglas y el Albergue/Merendero.
Senda ecológica de Canencia: Un jardín botánico en la naturaleza.(4ª.Parte:Abeto Douglas/Albergue/Chorrera Mojonavalle:

Continuando por la pista, a unos 200 m., se ve entre los pinos ejemplares de Abeto de Douglas,(pseudotsuga menziesii), con ramas más caídas y agujas flexibles y de color verde oscuro que, aunque no es originario de la zona, fue plantado de manera experimental con fines forestales. Llegando a un claro entre los pinos, existe una bifurcación, sale un camino a la izquierda y en ligero ascenso, que es el que hay que seguir, y otro a la derecha que desemboca en un vallado. A partir de entonces se puede ver el albergue El Hornillo, cuando pasamos cerca de el se encontraba cerrado puede que aún sigan con obras. Frente al edificio, junto al cartel indicador de El Hornillo se abre el vallado pudiendo acceder al recinto. Para continuar el camino hay que pasar entre el edificio y el merendero techado que hay junto a él para seguir por detrás del albergue. Veremos un monolito de piedra según giramos a mano izquierda tiene inicio la “Senda Ecológica”que nos llevará hasta la Chorrera en muy poco tiempo.Seguiremos el sendero perfectamente marcado que se introduce en un bosque de pinos, en el que existen especies no habituales y propias de otras latitudes, y que aquí se conservan desde los periodos de clima más frío, en los que se daban especies del centro y norte de Europa como es el abedul y que han dejado muestra de su historia vegetal. Además, el paseo viene acompañado de una banda sonora de pajarillos que cantan. Los primeros ejemplares de Abedul (betula alba) se encuentran nada más entrar en el bosque. A la izquierda del sendero hay cuatro ejemplares de gran tamaño, dos casi juntos en primer término y otros dos unidos en la base de su tronco en segundo término, que se pueden distinguir por sus troncos plateados, aunque llenos de estrías negras, dada su edad, y sus hojas romboidales dentadas. Continuando el sendero a través del bosque se pasa algún que otro claro que deja el paso a matorrales como el brezo (erica arborea). Tras unos 500 m. desde el Albergue, el sendero comienza a ser algo más pendiente y a ser ocupado por alguna piedra y raíces, además el roble o melojo (quercus pyrenaica) comienza a acompañar en el camino que conduce hasta el Arroyo de la Casita, preámbulo del Arroyo del Sestil, lugar al que se llega 150 m. después. En este punto, entre la vegetación, se ve una considerable rampa de piedra, sobre la que al discurrir el agua, da lugar a la Chorrera de Mojonavalle, que se contempla desde el Mirador de la chorrera, tras subir una pequeña escalinata, que parte junto a un nuevo cartel indicador.Cuando visitamos nosotros la chorrera en Otoño no llevaba gran caudal de agua,pero mereció la pena por el cambio de hoja de los árboles.

3 comentarios:

Carlos dijo...

Hola Laura.
La verdad es que hace tiempo que tengo ganas de subir por esa zona, pero al final siempre termino tirando para otro lado.
Sin embargo, y viendo tus fotos, veo que bien merecerá la pena una visita a este lugar.
Muchas gracias de nuevo.
Un beso.

Roigbalterra dijo...

Bien por la divulgación, a veces cree uno que no hay sitios que ver pero sencillamente es que desconoce la zona.
Saludos

Laura Sj dijo...

Hola Carlos,Roig!:

Es un lugar mágico pero aún mas lo sería si no huviese tanta masificación de gente.El día de las fotos acudí en temporada de setas y.....madre mía!!!-exagerado-.Es una ruta muy sencilla y rápida de hacer,con lo cual no es extraño que acuda tanto personal.Merece la pena ir pero yo prefiero estar en lugares con tranquilidad absoluta.

Roig,estoy 100% con lo que comentas.Siempre digo una y otra vez que es una pena que no conozcamos los lugares tan bonitos que tenemos en nuestra tierra o alrededores.Otra cosa es que no pueda ser así por tema de medios,pero pudiendo ser y poniendo un poco de interés puedes disfrutar de lugares asombrosos y sobre todo aprender cosas nuevas.

Un abrazo y gracias una vez mas por vuestros comentarios.